Como puede una mujer elegir su contracepcion

La mujer debe elegir su contracepción en función de algunos datos:

  • Las edades de la vida genital de la mujer.
  • Deseo o no de un futuro embarazo.
  • Imposibilidad de tomarse una contracepción de manera muy regular.
  • Periodo del post Partum.
  • Frecuencia de las relaciones sexuales.
  • Existencia o no de una contra indicación para con un modo de contracepción efectivo.

Se puede entonces esquematizar los modos de contracepción a disposición de las mujeres según los criterios siguientes:

Para las muchachas o las mujeres jóvenes que tienen relaciones sexuales de manera episódica ya que no viven juntos con su compañero, los criterios para elegir tal o tal modo de contracepción se basan en la necesidad de eficacia máxima , y sobre una protección máxima contra las enfermedades sexualmente transmisibles. Pues, se suele aconsejar una contracepción doble: hormonal y física.

Como contracepción hormonal, se suele utilizar la píldora, el anillo vaginal, el parche o el implante subdermico que son los cuatro medios de contracepción más efectivos ( la tasa de fallo de les píldoras, implantes o parches es inferior al 1%).

Como contracepción física, y para protegerse de las enfermedades sexualmente transmisibles, se suele aconsejar el preservativo masculino o femenino.

El preservativo masculino utilizado solo, sería ideal si no conociera tantas fallas a causa de: El olvido durante las relaciones imprevistas y La ruptura o la mala utilización del preservativo.

Para la mujeres jóvenes que viven o no con su pareja, pero que pueden dejar de utilizar el preservativo en un clima de confianza, también se suele aconsejar la píldora, el parche, el implante, o el anillo vaginal.

El dispositivo intrauterino no está indicado para las mujeres jóvenes que todavía desean tener hijos ya que existe un riesgo de infección que puede reducir la fertilidad después de retirarlo

Para las mujeres que no pueden asumir una contracepción cotidiana, por razones psiquiátricas por ejemplo, los implantes o las inyecciones intramusculares cada tres meses son aconsejados.

Es de precisar que cada aňo hay más de 6000 abortos y más de 100 000 embarazos no deseados.

Para las mujeres que ya no quieren tener hijos, y no importa la edad, pero más especialmente en las mujeres en periodo premenopausia que es un periodo de fecundidad reducido, el dispositivo intrauterino es una buena solución. También el dispositivo intrauterino será indicado para las mujeres que no pueden usar una contracepción hormona.

¡Pero cuidado! Los dispositivos intrauterinos con hilo metálico aumentan la abundancia de las reglas; ahora bien, en periodo de premenopausia las mujeres suelen tener reglas bastante abundantes. En este caso, habrá que pedirle al médico un dispositivo intrauterino a base de progesterona, y no un dispositivo intrauterino con hilo metálico, para disminuir la abundancia de las reglas.

Hablemos ahora de la esterilización tubaria (o ligadura de las trompas). Como el riesgo de irreversibilidad de esa técnica está elevado, la esterilización tubaria sólo se va a practicar en las mujeres que sufren una contra indicación para un nuevo embarazo, o para las que están bien decididas a tener más hijos.

Después del parto, aunque la mujer lacta a su hijo, tomarse una micro píldora no está contra indicado (ver con su médico). Es de notar que durante la lactancia, una mujer puede quedarse embarazada contrariamente a lo que se suele pensar. El riesgo es bastante débil, pero existe, y aumenta con la duración de la lactancia.

A cualquier edad, para las mujeres a quienes les gusta tomar riesgos, los geles espermicidas podrán convenir (tasa de fallo cerca de un 5%)

Por fin, para las mujeres que no temen quedarse embarazadas, y que vacilan entre contracepción y embarazo, el método de las temperaturas, o los tests químicos sobre el moco cervical podrán convenir; sin embargo hay que saber que los fracasos son numerosos, pero sin mucha importancia para esas mujeres que inconscientemente desean tener hijos.