Sexologo : ¿Quién puede decirse sexólogo ?

Hay que saber que la profesión de sexólogo no está reglamentada. Cualquiera puede decirse sexólogo y poner una consulta sin ninguna competencia o conocimiento.

Desde 1999 existe un diploma universitario de sexología, reconocido por la orden de los médicos. Son estudios de 3 años después de la carrera de medicina.

Desde 1974, existe también formaciones no universitarias, algunas son serias otras no tanto. Antes de 1999 los médicos que querían formarse como sexólogos debían de hacerlo a través de esta academias a través de congresos o lecturas de revistas.

Datos sobre el desarrollo de la sexología en Francia.

Fue en 1974 cuando tuvo lugar el primer congreso internacional de sexología, presidido por un profesor en medicina, patrón de uno de los más famosos servicios de ginecología de Paris, el profesor Netter. Si la sexología ha empezado a ser reconocida en el mundo parisino en 1974 como siendo una disciplina de la medicina, no ocurre lo mismo en provincia. Me acuerdo haber preguntado al presidente del orden de los médicos de mi región la posibilidad de inscribirme en el anuario en la parte de los sexólogos y haber tenido como contestación "¿cree usted que es serio para un médico estar en la parte del anuario con los cerrajeros o con los bares?" . Cómo la respuesta no fue negativa me inscribí con ellos !

Sólo desde hace un o dos años que los sexólogos aparecen en el listín como los médicos. Así que si busca uno lo encontrará en la sección medicina o en sexología.

El sexólogo

La función sexual teniendo componentes orgánicos y psico-comportamentales, es a menudo útil, en un primer tiempo, consultar un médico para eliminar las causas orgánicas de la disfunción sexual. Es cierto que algunos aspectos de un trastorno sexual permiten, a veces, afirmar la ausencia de causa orgánica (ver en este sitio mis comentarios sobre las diferentes disfunciones sexuales), pero en otros casos se recomienda una consulta médica.

Si este primer paso es necesario, a veces no es suficiente puesto que los médicos no han sido formados durante su carrera para ocuparse de lo que no es orgánico. En particular en lo que concierne el placer y el deseo. El sexólogo (médico o no) está formado para ello.

Para mí, el sexólogo es un médico generalista de la sexualidad que sabe reconocer una causa orgánica de una causa psico-comportamental y que dispone de algunas técnicas, algunas médicas y otras no, para resolver un problema sexual. A veces el sexólogo tendrá que orientar a su paciente hacia un colega sexólogo más especializado en una terapia particular (médico-quirúrgica, psicoterapia, terapia comportametal, hipnosis etc.).

¿Qué ocurre en una consulta de un sexólogo ?

El primer objetivo de un sexólogo es determinar si hay una causa orgánica; para ello un examen médico será necesario. Este examen médico lo llevará acabo el propio sexólogo si es médico o un colega si no lo es y si cree que una causa de la disfunción sexual puede ser orgánica. Después de eliminar la causa orgánica, el sexólogo tiene que delimitarse a explicaciones verbales o escritas.

Un sexólogo no debe pedirles que se desnuden y todavía pediros un acto sexual bajo pretexto de haceros descubrir algo nuevo. La relación terapéutica entre el paciente y el sexólogo no debe tener una connotación erótica ni crear una dependencia neurótica del paciente al terapeuta.

Según la disfunción que sufre el o los pacientes, la terapia estará orientada hacia una psicoterapia o una terapia comportamental o hacia consejos generales sobre la sexualidad (suficientes a veces para desbloquear una disfunción sexual no orgánica o una situación conflictiva entre la pareja).

El sexólogo puede pedir al consultante recibir a su compañero solo o juntos. Su papel será él de desdramatizar un conflicto entre la pareja, de desculpabilizar uno miembro de la pareja o él de cambiar malas costumbres comportamentales. Tendrá que ayudar a la persona con una terapia adaptada, y si el amor existe en la pareja , les ayudará a encontrar una sexualidad satisfactoria.

El sexólogo podrá aconsejar ejercicios eróticos para hacer en casa, con o sin su compañero pero nunca en su gabinete. El sexólogo no tomará nunca parte ni por uno ni por otro miembro de una pareja y conservará siempre su neutralidad indispensable para la terapia. Su sexólogo podrá, eventualmente orientarles hacia otro colega sexólogo especialista en una terapia particular de tipo comportamental, psicoterapia o hipnosis.

En saber mas sobre la sexología y el sexólogo :

Preguntas Respuestas

Dossiers