Sexualidad homosexual

Muchas personas heterosexuales piensan que en una relación sexual entre dos mujeres, una de ellas tiene que poseer un pene, para poder satisfacer sexualmente a su pareja. Además, muchas películas pornográficas muestran lesbianas utilizando accesorios como el consolador durante el acto sexual, vincularon una idea falsa del comportamiento de dos lesbianas en la cama.

Otras ideas falsas y difundidas son el uso de un consolador entre lesbianas y la practica de la sodomía en los hombres homosexuales.

Esas dos prácticas, son las imágenes más comunes que se suele tener de la vida homosexual y son ambas calificadas de ‘asquerosas’ por el mundo exterior. En realidad, hay muy pocas lesbianas que se sirven de un consolador durante el acto sexual así como hay pocos hombres homosexuales que practican la penetración anal. En efecto, un informe ha mostrado que para el 90% de las mujeres que practican la penetración vaginal, sólo una de cada tres utiliza un consolador mientras las demás utilizan sus dedos. En los hombres, sólo un 36% ha sodomizado a su pareja.

Muchas lesbianas encuentran una satisfacción sexual practicando el cunnilingus (caricias y estimulación del clítoris con la lengua). Como todas las mujeres, que sean heterosexuales o homosexuales, su erotismo puede ser vaginal o clitoridiano. En el caso del erotismo vaginal, la práctica del cunnilingus no es suficiente para alcanzar el orgasmo. Se recurre entonces a la estimulación vaginal con las manos o con los dedos.

Es de notar que muchos heterosexuales piensan que una mujer masculina es activa durante el amor mientras una mujer femenina seria pasiva. En realidad, en las parejas homosexuales hay una alternancia, y no se atribuye un papel específico a uno o a otro. Una mujer estimula a su pareja hasta el orgasmo y luego es acariciada por ella. Algunas parejas practican la masturbación mutual (petting) lo que permite alcanzar el orgasmo al mismo tiempo.

La sexualidad entre los hombres ha evolucionado mucho a lo largo de los años; la división entre homosexualidad masculina y femenina ya no existe casi, como es el caso para las lesbianas. Además, los homosexuales son muy pocas veces activos o pasivos en su sexualidad y tienden a intercambiar cada vez más los papeles. La penetración anal entre personas desconocidas es cada vez menos frecuente.

Los hombres homosexuales encuentran una satisfacción sexual practicando la felación (el 72%), la masturbación reciproca (femoral el 82%) y la estimulación ínter femoral en la cual el hombre coloca su pene entre las piernas de su pareja. Hay otras actividades menos frecuentes como el « rimming » (estimulación del ano con la boca) y el fist fucking (donde el hombre inserta su pugno en ano de su pareja).

Así que la penetración no es para los homosexuales un componente esencial del sexo (tan en los hombres como en las mujeres). Sin embargo, es muy difícil generalizar en este dominio en la medida en que las prácticas cambian según los países, la pertenencia social, la época o la moda.

En saber mas sobre la sexualidad homosexual :

Preguntas Respuestas

Dossiers